Home Teatro Docencia Música Escritos Contacto
Canto
Creativo
Cuerpo
Creativo
Artes
Integradas
Producciones

 

Más allá de las técnicas específicas de cada disciplina hay una técnica esencial,

común a todas las artes escénicas que nos permite habitar en ese centro de la rueda desde el cual accedemos a cualquier eje:

  • Aprender a focalizar nuestra atención eliminando el “ruido mental”

  • Ser Musico; Poder escuchar en forma activa, vivir el sonido, el movimiento, la melodía, el ritmo, las armonías como seres vivos que me conmuevan el alma, el corazón y el cuerpo. 

  • Desarrollar una técnica energética-mental-corporal  que abra los canales y permita la circulación interna. Que de sabiduría para transitar entre lo lleno y lo vacío, lo potencial y lo manifiesto.

  • Aprender a vivir nuestro cuerpo físico en toda su plenitud muscular, fuerza, elasticidad, dinámica y entrega. Recuperar nuestra “animalidad”.

  • Sentir el espacio como un ente amigo, de interrelación  y no un abismo que genere incomodidad, achicamiento.

  • Aprender a compartir el espacio  con otros sin perder propuesta personal. Poder transitar entre “Coro y Protagonista”.

  • Comunicación y Mirada

  • Desarrollar el espíritu de búsqueda que nutre y da sentido al estudio y la disciplina.

  • Poder conectarnos con nuestras historias a contar dándole a la emoción su justo valor

  • Desarrollar espíritu de juego, sentido del humor, libertad.

  • Ir ganando la confianza en nuestro infinito potencial, sacarnos creencias estériles sobre el talento, el arte, la apariencia, etc… que bloquean la entrega. Abrirnos al coraje de crear, ese viaje hacia el conocimiento de nuestras múltiples facetas, nuestras miserias, nuestras esperanzas, nuestros miedos, nuestros sueños y nuestra grandeza que nos hace únicos.

 

 
 
 
EL ESPACIO
 
 

Descubrir el mundo sonoro de nuestra voz, sostener el sonido
El sonido se relaciona con nuestro ser material, (nuestro cuerpo, nuestras cuerdas vocales, nuestra capacidad y  forma de respirar etc…) y por ende tiene todo el desafío de la materia, que es aprehenderla para poder trascender y transformarla en lenguaje del espíritu, del corazón. Todo arte tiene este desafío con la materia,  es el lugar del trabajo técnico, en nuestro caso fonocorporal.

Fraseo, respiración, intención, melodía,  expresión
El canto y la palabra son lenguajes musicales y teatrales, el gran desafío es que estén vivos.

Ritmo con la voz, el cuerpo  y percusión
Separo el ritmo de la música porque me parece un universo tan rico y variado que lo considero un estudio aparte. Un cantante que no sepa  donde está parado en el tiempo, el patrón rítmico y que no pueda vivir el ritmo con su cuerpo y con algún instrumento de percusión es como un cuerpo al que le falte un pedazo de su esqueleto. Estará muy limitado. Mi experiencia además es que el ritmo es el goce corporal de la música, sea esta lenta o rápida, sin ese goce tenderemos probablemente a la tensión, a la rigidez. Tener ritmo, swing, es lo que da fluidez, circularidad a todo lo que hacemos.

La palabra sonora, musical, significante
El significado de la palabra debe nacer de algo mucho mas esencial que de un análisis intelectual. Recuperar la palabra es recuperar su esencia sonora, su significado inconsciente, lo que mueve en nuestra vida y  en la vida de nuestra comunidad, es recuperar lo poético, y dejar que desde ahí surja su forma particular de expresión.

Creaciones grupales, libertad creativa individual
El grupo es el caldero nutritivo que sostiene la creatividad individual. Es donde se aprende a escuchar a otros, a improvisar desde esa escucha y decir  lo que tengo para decir, a comunicar, a poder contar mis historias, a desarrollar el  sentido del humor que ayuda a discernir  y da valor para seguir andando.
Crear un buen grupo de trabajo es crear una familia artística donde se comparten experiencias tan esenciales como son la transformación, el crecimiento, los limites a la negatividad que surge del miedo, el ego, y otros menesteres humanos, es crear un espacio de alegría que es la fuente de toda creación.
 

 
 
 
 

Cuerpo energético, técnica y calidad de movimiento
Entrenamiento físico de musculatura externa desde las técnicas energéticas internas. Esto da  mayor técnica en menor tiempo y calidad de movimiento. Lograr ser como un felino, la tensión justa para el objetivo.

Cuerpo Musical, Rítmico
Todo lo manifiesto tiene una cualidad musical porque existe en el tiempo,  y si hay movimiento este tiempo pasa a tener una dinámica y un “fraseo”. Vida, movimiento es hacer  música, la diferencia está en cuan conscientes somos para que nuestra música sea una herramienta de expresión y no un ruido molesto. Crear con el cuerpo es crear con la música, frasear, crear ritmos a conciencia, jugar con las dinámicas del tiempo, la forma y el espacio.

Creación de Espacio
Para un bailarín, un actor, el espacio debe sentirse como algo vivo con lo que interactúe. El espacio deja de ser ese lugar hostil o indiferente para convertirse en mi compañero de juego, de creación.  Darle orden al tiempo y al espacio y poder circular por ese orden es una de las técnicas esenciales de todo improvisador.

Cuerpo y Palabra
La palabra que surge desde la propuesta corporal va a tener una verdad en ella difícil de alcanzar de otra manera. Cuerpo y palabra deben pasar a ser una expresión inseparable nutriéndose mutuamente. Trabajamos textos desde esta visión corporal, sonora y musical  dejando que aparezcan los estados, la emoción y los personajes en forma genuina.

Creaciones grupales, libertad creativa individual
El grupo es el caldero nutritivo que sostiene la creatividad individual. Es donde se aprende a escuchar a otros, a improvisar desde esa escucha y lo que tengo para decir, a comunicar, a poder contar mis historias, a desarrollar el  sentido del humor que ayuda a discernir  y da valor para seguir andando.
Crear un buen grupo de trabajo es crear una familia artística donde se comparten experiencias tan esenciales como son la transformación, el crecimiento, los limites a la negatividad que surge del miedo, el ego, y otros menesteres humanos, es crear un espacio de alegría que es la fuente de toda creación.

 
   
El arte es para mi una vuelta permanente a la esencia de nuestro ser, un recordatorio de nuestro infinito potencial y de nuestra capacidad de transformación y trabajo para alcanzarlo. Una fuente ilimitada de alegría y asombro.
 
 


 

Explorar las infinitas
posibilidades del cuerpo, el
espacio, la forma...

Ritmo, sonidos,
personajes que surgen de las
voces interiores...

La palabra poética abriéndose
en metáforas

La imagen, una iluminación
que devela el
a-sombro

De repente...
una historia a contar,
todos los lenguajes
mágicamente se conjugan y
dan vida a cada momento para
crear un mensaje
único

     

Se desarrollará:

La Musicalidad de toda expresión

La Creatividad Corporal

La Voz entrenada para ser Música, Canto y Palabra

La Plástica Teatral

Los Personajes, Estados, Situaciones y Textos
se nutren y generan desde la

MULTIMEDIA

El taller está orientado a la Producción

Es recomendable tener experiencia previa
en danza, canto y/o teatro

Fotos de la obra en ensayo

     
 


CALDERO DEL DAGDA

Aquí estamos!!!!   En este planeta cambiante, maravilloso y hostil, hyper informados y
por ende asustados, angustiados y con tendencias crecientes al aislamiento y la soledad.
Es por todo esto que pensé que seria bueno volar con la imaginación al país de los
Druidas (significa los muy sabios) y encontrarse con Dagda, este Dios bueno, eficiente,
y su enorme Caldero de la Abundancia, donde ninguna empresa queda sin realizar, y
ninguna dolencia sin transformar en felicidad.

A este Caldero podemos echar en forma desordenada y caótica nuestros ingredientes de
miedos, esperanzas, sueños, dudas,  anhelos, miserias, deseos, y tantos mas, que él
aceptará feliz nuestra materia prima, la calentará al fuego y con su amigo “Tiempo”
podrá devolvernos una poción regeneradora de nuestro ser,
una visión cambiada, un nuevo cuadro de valores,
nuevas preguntas que generaran nuevas respuestas  y una total convicción en nuestro
infinito potencial.

Este es el Caldero del Dagda que trataremos de reconstruir con comunicación, dialogo,
arte, humor, ritmo, poesía, creación, pensamiento, cultura y todos los ingredientes que
se irán gestando en el andar.
El Caldero está abierto a todos y ojalá podamos sacarle el máximo provecho.

 

GENESIS

El  dicho popular de que la montaña se produce por una acumulación de tierra es
totalmente erróneo. La montaña es la consecuencia de una revolución en el centro de la
tierra que hace que se irrumpa hacia arriba y se manifieste.

Casi todos los pueblos primitivos hablan de un caos inicial desde donde se organiza el
orden, la creación, siendo este un ciclo natural de la vida y de toda manifestación.

Mi experiencia como artista y docente es que forma parte de la técnica de creación el ser
capaz de volver a ese vacío y a ese caos, y saber hacerlo según la situación. No es lo
mismo una improvisación en una clase donde puedo escuchar pautas que me guíen,
darme tiempo, esperar el momento… Que  el inicio de una función en el medio del
iluminador que no llegó, el compañero que te vino a hacer un planteo, y el público que
está impaciente.

Sin embargo si no se produce aunque sea por un tiempo muy acotado, ese lugar de
vacío, de entrega, ese estado de pura escucha de nuestro ser y nuestro entorno, para que
desde ahí se organice la dirección de lo que vamos a expresar, difícilmente podamos
crear algo nuevo, sea esto una obra, una canción, una danza, un texto...…

Necesitamos desarrollar nuestras herramientas lo mejor posible (cuerpo entrenado,
musicalidad, ritmo, sonido, palabra, cultura y pensamiento) a fin de adquirir la
confianza que facilita la entrega, el vivir el momento vacío, caótico, recuperando
nuestra esencia animal, física, centrando nuestra  atención y poder gozar de la inmensa
sensación de poder positivo que da generar la vida, la creación. Bien vale la pena!!!

 

 

 
 
Teatro Docencia Música Escritos Currículum Contacto